14 personas amputadas tienen una nueva oportunidad

https://www.crhoy.com/nacionales/14-personas-amputadas-tienen-una-nueva-oportunidad/

14 personas amputadas tienen una nueva oportunidad

  • PACIENTES DE ESCASOS RECURSOS QUE NO PODÍAN ADQUIRIR UNA PRÓTESIS
  • 14 personas que sufrieron una amputación, fueron las beneficiadas gracias a una brigada de costarricenses y estadounidenses, que se dedicaron en los últimos días a confeccionar prótesis a su medida.7 profesionales en prótesis y ortesis conformaron la brigada que ayudó a estos pacientes amputados: desarticulados de cadera, transfemorales (arriba de rodilla) y transtibiales (debajo de rodilla) en las instalaciones de la Clínica Prótesis Avanzado, en La Uruca.

    La jornada inició desde el pasado lunes, con la atención de dos y hasta 4 casos por día, según el nivel de complejidad de cada dispositivo.

    Este jueves fueron 2 adultos quienes recibieron la prótesis. El primer caso fue una mujer que no ha podido caminar desde hace más de 6 meses y el otro, un adulto mayor que no ha podido cambiar la prótesis por la falta de dinero para cubrir una inversión de varios miles de colones.

    Dino Cozarrelli de la Clínica Prótesis Avanzadas, dijo que las personas beneficiadas se eligieron de acuerdo con su necesidad económica, ellas fueron referidas por médicos costarricenses.

    Cada cierto tiempo organizamos brigadas para ayudar a pacientes de Costa Rica u otras partes de América. En esta ocasión el trabajo lo estamos desarrollando con la participación de siete técnicos: tres de la empresa costarricense Prótesis Avanzado y cuatro norteamericanos que representan las compañías Pacific Medical y BPM Fabrications dedicadas la fabricación y distribución de productos de rehabilitación, prótesis y ortesis”, explicó Cozarrelli.

    Nueva esperanza

    Diego Guzmán fue el adulto mayor beneficiado, “me agarró una úlcera y me amputaron la pierna (…) Yo estuve con la úlcera 11 años”, contó. Añadió que desde hace 6 años tenía la prótesis, que ya estaba en muy mal estado, pero no había tenido los recursos para comprar una nueva.

    María del Milagro Solís, de 53 años fue otra de las beneficiadas hoy, ella también perdió su pierna a raíz de una úlcera.

    “La única opción de salvar mi vida era amputarla”, contó la paciente. Cuando en el seguro le recomendaron la prótesis, ella pensó que sería una segunda oportunidad, pero no fue así, “yo estaba feliz porque iba a poder caminar, pero no fue así… Me empezaron a quedar grandes o pequeñas las que me mandaban”, contó Solís. Asegura que ahora podrá trasladarse sola a las citas, hasta hacer sus propias cosas sin ayuda.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.